Hygge Style

by Casa home house-
hygge-style

“Una manta, un té, la salamandra y un buen libro”, así define Julia al espíritu de su casa, un lugar en donde puede disfrutar de los pequeños placeres, relajarse luego de las largas jornadas de trabajo, dedicarle tiempo a los que quiere y, simplemente, ser feliz.

 

Hygge, que se pronuncia “hu-ga”, es el secreto de la felicidad danesa. Esta palabra que no tiene traducción, hace referencia a un estilo de vida simple, que propone disfrutar de cada momento desde una genuina conexión interna ¡Y que se extiende a todo el hogar!

 

Julia y Gonzalo hace 11 años que están juntos, al principio alquilaban y luego decidieron que era momento de comprar una casa, por eso pensaron en adquirir un terreno.

La primera oportunidad se presentó con uno que quedaba en una esquina, pero era chico. Se podía construir una casa sin parque. Algo que Julia no tenía en mente.

Entonces, una tarde, a modo de chiste, se inscribieron en el PROCREAR y ¿Adivinen qué? Sí ¡Salieron sorteados!

Eran los primeros sorteos en donde otorgaban el crédito, pero ya tenías que tener un terreno, así que debieron salir corriendo a conseguir uno ¡Y por suerte lo encontraron!

 

Una vez que tuvieron dónde comenzar la construcción de su hogar, hubo que diseñar un proyecto de casa muy económico, ya que no contaban con mucho dinero extra.

Se hizo una casa, planeada en etapas, que al principio fuera chica. Estaba la cuestión de cómo calentarla porque en la zona no hay gas, así que había que pensarlo de una manera que fuera técnicamente eficiente. Se ubicó la salamandra en un lugar estratégico, que emana calor hacia todos los ambientes por igual.

La segunda etapa fue agrandar (construyeron una habitación) y la tercera sería hacer el garage. Algo que aún está en proceso.

Esta casa es cálida por sus colores tierra, pero fresca por su luminosidad y espacialidad. Todo tiene su lugar y hace que en conjunto se vea despejado. Los ambientes amplios y unificados permiten percibir a este hogar como un espacio diáfano y al mismo tiempo acogedor.

Un conjunto de recuerdos, desde cuadros hasta muebles, objetos de diseño como las luminarias y otros tantos heredados, conforman un estilo de decoración, que la dueña de casa bautiza como espontáneo e improvisado.

 

Un tip deco muy interesante: En las paredes está aplicado micropiso de tarquini ¡Una bomba!

La idea surgió como una solución para la pared que se encuentra atrás de la salamandra, ya que se ensucia mucho y este material es super lavable.

¿Qué es? Un micropiso de base cementicia, tipo cemento alisado, elaborado a base de minerales que ofrece una amplia gama de posibilidades para dar terminación a pisos interiores (o paredes en este caso). Permite diversos efectos y cuenta con una variedad de 20 colores. ¡Ojo! No se recomienda para exterior ni piso de cocheras.

 

 

Definitivamente una casa en donde la decoración fluye a merced de las cosas que van encontrando a sus dueños y no al revés, que mantiene la calma, nos mima e invita a solucionar todos nuestros problemas con una taza de café y una buena charla.

¡Gracias Julia por abrirnos la puerta de tu hogar!